dimarts, 3 de maig de 2016

Si, sí, lo sé.

Sí, sí lo sé,
se nota en el no sentir
como la almohada
que duerme al despertar
y clama en el silencio
servil i poseso.

Sí, sí, lo sé,
como si la luna viniera oscura
con su nítida luz tenue,
y el viento fuera calmo
y muy frio el fuego
y el agua seca
y el silencio musica estruendosa.

Sí, si lo sé,
te poseo en mi mente
en estado somnoliento,
hipnotizado,
porqué te quiero
te quise y te querré
y porqué en el siempre
es el que te siento
al llevarte tan adentro
cerca de todo mi ser
y en la sangre,
la marca de tu aliento.

Hoy como ayer
andando sin paso voy,
siempre tan extraño
y tan perdido en el camino
de los credos del fervor,
y con el amor;
el de tu ausencia.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada